Cólicos en bebés
9
may
0
Farmacia Admin Blog Home
Cólicos en bebés

Todos los bebés lloran. Este es el modo de comunicarnos que sienten hambre, tienen el pañal mojado o están cansados. Pero, ¿cómo puedo saber si sus lágrimas son un aviso natural o son fruto de un cólico? En este post te desvelamos todos los secretos que te permitirán saber si tu pequeño o pequeña sufre de cólicos.

Diferencia entre un llanto normal y de cólico

En primer lugar debemos comunicarte que si tu bebé tiene escasos días o meses es completamente normal que llore con frecuencia. Existen diferentes estudios que determinan que un recién nacido llora de media 2 horas al día durante sus primeros 3 meses de vida.

En cambio, si tu bebé padece de cólicos apreciarán estos síntomas:

Llorará sin motivo, incluso cuando no necesite comer o sin tener el pañal mojado.

Coincidarán las horas en las que comienza el llanto.

Emitirá sonidos agudos, más que de lo normal.

Estará inquieto. No se tranquilizará ni cuando le des de comer o lo mezas.

 

Otros síntomas del cólico

Serán síntomas inequívocos de nuestros hijos padecen de problemas gastrointestinales cuando:

 

Aprieten los puños de dolor.

Acerquen los brazos y piernas hacia su estómago.

Denotemos que tienen la barriga hinchada.

Tienen el rostro enrojecido durante el llanto.

Notes presión muscular en su abdomen.

 

Preguntas más comunes que realizan los pediatras para diagnosticar el cólico

 

Estas preguntas frecuentes posibilitarán al pediatra diagnosticar con precisión si el dolor abdominal de tu hijo es consecuencia de un cólico:

¿Cuándo llora tu bebé y durante cuánto tiempo?

¿Qué sonidos emite?

¿Es más fuerte de lo normal?

¿Con qué frecuencia llora?

¿Cómo son las heces de tu hijo? Duras , blanda, color…

¿Come tu bebé? ¿Con qué frecuencia?

 

Es probable que el pediatra realice algunas pruebas médicas para verificar que no padece de otras patologías como:

Alergias alimenticias

Hambre

Anemia

Lesión muscular

 

Desde tufarmaciaelche te recomendamos que acudas al pediatra cuando notes los siguientes síntomas:

Si tu bebé no aumenta o pierde peso

No para de llorar.

No engancha el pezón o biberón cuando mama.

Llora cuando le tocamos.

Tiene problemas para respirar.

Come menos cantidad y con menos frecuencia de lo que lo venía haciendo.

Vomita

Tiene fiebre

No llora, grita. Además, con sonidos agudos.

 

Los profesionales te darán las pautas para sobrellevar mejor los temidos cólicos del lactante.