Cepillado correcto de dientes
24
sep
0
Farmacia Admin Blog Home
Cepillado correcto de dientes

¿Cómo cepillarse los dientes correctamente? Aprende a hacerlo bien y de manera efectiva con estas sencillas técnicas.

Cepillarse los dientes debe ser una tarea imprescindible dentro de nuestra rutina diaria. Con ello garantizaremos preservar el cuidado y la higiene de nuestras piezas dentales. Para lucir una sonrisa radiante y saludable te recomendamos:

Cepillar los dientes 3 veces al día con un cepillo de filamentos de presión media o suave. El tamaño y la forma del cepillo deben adaptarse a tu boca, permitiéndote llegar a todas las áreas de manera cómoda y sencilla.

También es aconsejable reemplazar tu cepillo de dientes cada tres o cuatro meses o antes si los filamentos están deshilachados. Un cepillo de dientes desgastado no hará un trabajo efectivo en la limpieza de tus muelas, dientes y encías.

Al mismo tiempo, recomendamos que te asegures de usar una pasta dentífrica que contenga flúor.

¿Cómo debo cepillarme bien los dientes?

A continuación vamos a detallar los 3 pasos que nos parecen imprescindibles a la hora de tener una boca limpia y cuidada.

  • Coloca el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados respecto a las encías. 

  • Muévelo suavemente hacia delante y hacia atrás con movimientos cortos (en todos los dientes). 

  • Cepilla las superficies externas e internas de todos los dientes.

  • Para limpiar las superficies internas de los dientes frontales inclina el cepillo verticalmente y muévelo de arriba hacia abajo.

  • Invierte de 2 a 5 minutos en esta rutina para que los resultados sean los esperados.



Cuidado y limpieza de encías

Por supuesto, cepillarse los dientes es sólo una parte de una rutina del cuidado dental. También debes encargarte de limpiar tus encías a fondo, al menos, una vez al día. 

Las bacterias causantes de caries se quedan entre los dientes donde las cerdas de tu cepillo pueden no llegar. Esto te ayudará a eliminar la placa y los restos de comida que queden entre tus dientes y en la parte superior de las encías.

Para completar la higiene existen colutorios de uso diario que mantienen sanas las encías y ayudan a eliminar restos de placa.

Mantén una dieta equilibrada y limita el consumo de bebidas azucaradas

Visita a tu dentista al menos una vez cada 6 meses para realizarte una revisión periódica. Ello contribuirá a prevenir y atajar posibles patologías bucales. 

Habla con tu dentista sobre los productos de limpieza dental que utilizar y haz caso a sus recomendaciones sobre la efectividad de ellos. 

Errores comunes a la hora de cepillarte los dientes

¿Conoces cuáles son los errores más comunes en el cepillado de los dientes? Sigue leyendo porque aquí te explicaremos cómo debes corregirlos.

Por más fácil que parezca, muy pocos de nosotros nos cepillamos los dientes como deberíamos. Afortunadamente, donde hay errores, también hay soluciones. Lee estas situaciones porque seguramente te veas reflejado en alguna de ellas. 

Y recuerda, siempre, siempre, estás a tiempo de cambiar tus hábitos, corregirlos y ganar en calidad de tu salud buco-dental. Merece la pena, créenos… dos minutos al día, bien gestionados, pueden evitar horas de clínicas dentales y cientos de euros.

1. ¿Has escogido el cepillo equivocado?

mujer adulta cepillándose los dientes¿Cómo elegir el cepillo adecuado?

En primer lugar, debes asegurarte de que tu cepillo pueda llegar a todos los lugares de tu boca. En el mercado encontrarás una amplia gama de cepillos eléctricos y manuales.

Es de vital importancia que tengamos en cuenta que las cerdas que limpian la superficie de nuestros dientes deben ser suaves. Una cuerda rígida puede hacer sangrar nuestras encías y, pese a que creamos lo contrario, no limpian mejor nuestra dentadura las cerdas rígidas y duras.

El tamaño de la cabeza del cepillo también es importante, especialmente si tienes la boca pequeña. Los cepillos dentales tienen varios tamaños de mangos con diferentes ángulos. Algunos son más flexibles que otros. Aquí te recomendamos que elijas el que más te guste.

A menudo, se piensa que cuanto más duras sean las cerdas mejor limpiarán. Pero esta es una leyenda urbana equivocada. Las cerdas suaves limpian de manera eficaz, mucho mejor que las de filamentos duros. Además, las cerdas duras pueden desgastar la estructura dental por lo que debes tener cuidado. Por lo tanto lo mejor es dejarnos aconsejar por nuestro dentista sobre cuál es el que más se adapta a nuestras necesidades.

2. Controla la presión con la que te lavas los dientes

Uno de los mayores errores que cometemos es que tratamos de lavarnos los dientes con demasiada fuerza. Un diente no es un azulejo del baño. Ten cuidado. La placa es suave y delicada por lo que no es necesario frotarla con demasiada fuerza.

3. Al menos dos minutos de cepillado

Debes cepillarse los dientes al menos dos veces al día durante 2 minutos. Si el cepillado te parece una incomodidad o una tortura, prueba a cepillártelos con una canción en tus auriculares o de fondo, o entreteniéndote mientras observas algo en el baño (los ingredientes del gel). No tengas prisa, dedícale ese tiempo y evitarás horas en el dentista.

4. Tira el cepillo que esté desgastado y compra uno nuevo

Cuando los filamentos se desgasten, se doblen o se vean sucios va a ser un síntoma inequívoco de que hay que tirar el cepillo. Los cepillos no son efectivos cuando éstos están desgastados.

Recomendamos que hay que cambiarlos cada 3 ó 4 meses. Además, no debes compartir tu cepillo con nadie más y evitar guardarlo en armarios donde no puedan secarse después de cada uso.

5. No te olvides de las encías.

Las bacterias a menudo se encuentran en el lugar donde el diente se une con la encía. Esa zona es fundamental para acabar con ellas. 

Para hacerlo correctamente, recomendamos inclinar el cepillo en un ángulo de 45 grados para limpiar correctamente la encía. 

Luego pasa el cepillo por el resto del diente con movimientos suaves de arriba abajo. Inclina el cepillo de arriba a abajo para llegar al interior de las palas. 

No olvides cepillarte la lengua también. Eso hará que no quede ni una bacteria después de tu cepillado

6. Espera 20 minutos después de comer

En ocasiones nos cepillarnos los dientes después de realizar una comida que nos ha dejado la boca algo pastosa o sucia. No es lo mejor. Lo correcto es esperar a que los ácidos de la boca se disipen para evitar que el diente se erosione. 

También es recomendable usa un enjuagues bucales para estos casos.

7. Y recuerda…

Cepíllate los dientes, al menos, tres veces al día, durante no menos de 2 minutos.

Usa hilo dental y enjuague bucal.

Mantén tu boca protegida de bacterias las 24 horas del día y, no olvides que mañana tenemos que cumplir con nuestro cepillado.